NOTICIAS

El puntapi inicial para que sus majestades satnicas descubrieran la Stone mania que haba en nuestro pas se la debemos a el Alma de los Rolling stones como una vez lo denominaron tanto el seor Juan Alberto Badia y tambin John Lennon, nada ms ni nada menos que el seor Keith Richards Junto a su banda The X-Pensives Winos Band dio un recital en el marco del coca cola rock festival en la ciudad de buenos aires, trayndonos a la guitarra legendaria del rock and roll con su proyecto en paralelo con la banda que lo vio crecer, junto a otros colegas y granes bandas & msicos de renombre con quien comparti fechas en el estadio de Velez, como lo fueron: Os Paralamas, Brian May (el Ex Queen), Joe Coker, Nirvana, entre otros. El 7 de noviembre del ao 1992 fue la fecha donde ms de 45 mil almas agitaban al canto de Miren miren que locura, miren miren que emocin, esta noche toca Richard y el ao que viene los stones encendieron el estadio de una pasionaria sin lmites. Esa noche le toco de locales telonear a los Ratones Paranoicos junto a Pappo que volvi a los escenarios grandes gracias a Juanse. "Empec a trabajar en el taller, me arm una casa rodante, me arm una Chevy para correr. Juanse vena siempre a visitarme, hasta que un da me dijo: 'Sal de debajo de los autos, ponete algo como la gente, que nos vamos a Velez a tocar de soporte de Keith Richards...!'. Yo no pensaba tocar ms. Y ah empec a tocar de vuelta." Recordaba en una ancdota el Carpo Napolitno, mientras que el ex Lider de los ratones recuerda ese momento Hicimos una muy buena conexin, porque el rock and roll es uno solo" sobre aquel encuentro de los tres.

Yo me acuerdo de keith Richards cuando vino la primera vez y que lo llevamos a conocer el estadio y haba un montn de chicos con carpas y l me pregunta: Que esperan estos?. Y le digo: Y a vos, al show! (risas) y a lo que me responde Que Show?, si yo no tengo un show de estadios, tengo un show en clubes en New York y le digo, que no importaba recuerda Bobby Flores entre ancdotas graciosas de aquel Keff nervioso y atonito por la pasionaria.

Llego la 1:30 de la madrugada de esa fecha, el humo sobre el escenario junto a los riff hicieron lo suyo, y al saludo de Hola Argentina, un gusto poder estar aqu con ustedes, Richards y su banda hicieron vibrar a la multitud con temas de sus dos primeros discos solistas Talk is Cheap y Main Offender, incluyendo a cuenta gotas algunos temas de los stones en su repertorio.

La risa cmplice con su cigarrillo de por medio hizo sentir ms que entablar un fuerte lazo con el pblico argentino ya en su figura de pauelo en la cabeza, camisa y jean roto, a lo que el propio Richards denomino en la prueba de sonido Esta es mi ropa de trabajo.

El punta pie fue iniciado esa noche y como sabemos cuenta la leyenda que Richards a la vuelta del festival en palabras textuales le dijo a su grupo: Mick, Amigos, tenemos que ir a la Argentina, y al poco tiempo, 3 aos, los argentinos pudimos disfrutar en nuestra patria por primera vez a the Rolling Stones, dejando firme el amor y la fidelidad desde el primer encuentro

(Maximiliano Andrs Cevilan)