- | SAN JUAN | ARGENTINA -


| RSJ | 26.07.2019

Mick Jagger: La piedra que sigue rodando



En un día especial y demostrando que 75 años no son cualquier cosa, no se puede pasar por alto a quien está de cumpleaños, el pequeño chico en Dartford (Londres) que no se imaginaria tener el mundo a sus pies con más de 50 años de carrera en la música, un 26 de Julio de 1943 llegaba bajo una estrella con un camino marcado el Señor Michael Philip Jagger, mick para Los amigos, el Stone por excelencia para el mundo.

Desde joven su pasión por la música le dio lugar a darle el beso a su primera mujer, que fue la armónica. Ya invadido de sonidos en su juventud y adolescencia por aquellos acordes negros del blues y el rock and roll de Berry, despertaron en el ese gusto y sentimiento de que su lugar era en el escenario haciendo lo que más le gustaba.

Al tiempo en la estación de trenes de Dartford, se daría el encuentro entre Jagger y Keith Richards mediante la curiosidad que le llamo a Mick los Discos de Muddy Waters y Berry en las manos de un joven Keff. Sin saberlo ellos fueron compañeros de primario y en el tiempo transcurrido parecía que los planetas sin que ellos lo supieran se alineaban para que no fuera solo un encuentro, sino el big bang de todo lo que vendría en un largo camino.

Ya en el 62 en Londres, junto a Keith y sus compañeros de Inicio que fueron Mick Taylor y Brain Jones, desembarcaron en una ciudad que vería germinar a las piedras, sin ser una tarea fácil, haciendo de todo para subsistir en lo que referían sus estudios, llegaron hasta incluso ser vendedores de botellas.

Ese mismo Año el 12 de Julio debutaban en el Marquee, tímidos y sin un nombre, Jones le sugiere a Jagger y a los chicos que se llamen como un tema de Muddy Waters. Se abre el telón, empiezan a sonar esos primeros acordes estridentes, el cuerpo de Mick se posee y lo que queda es solo rock and roll.

Ya no había un par de chicos temblorosos con sueños y canciones, esa noche era el puntapié de giras interminables entre bares, esa noche nacían The Rolling Stones. La Tropa de Mick y Keith fueron sellados como Los Chicos Malos del Rock y ya en el ‘65, con el pelo largo, la rebeldía intacta, con esa crítica e ironía a la sociedad consumista y su boca gigante, no para de bailar entonando ‘’Satisfaction’’, aquella canción himno que fue su primer hit.

Los 60’s y 70’s fueron una época (tanto para el como para su banda) llena de excesos y escándalos, pero también de experimentación. Las majestades satánicas se convirtieron en un icono de sexo, drogas, Rock&Roll y rebeldía.

El mundo seguía girando y a pesar de las incorporaciones como bajas en el grupo, eran una locomotora musical que a fuerza de los años pudo darse el lujo de nunca estancarse en un solo estilo, pasando desde el Blues, el Rock, las baladas, la época psicodélica, el pop, el funk, entre varios, pero sin perder la esencia que los distinguió del resto, con esas guitarras sucias y esos arreglos rudos de la mano de Keff y la impronta en el escenario de Jagger, lograron atravesar todo esa selva, incluso en el tramo de mitad de los 80’s, donde peligraban por un quiebre inminente, sobre todo entre las peleas que habían entre las dos gambas fundamentales de la banda.

Después de un tiempo donde los Stones parecían perdidos y cada uno tomo su tiempo para producir en paralelo sus materiales en solistas, la química y la amistad de esa sociedad entre Mick y Keith demostró ser más fuerte, resurgiendo en un cantico de amistad que el disco ‘’Steel Wheels’’ (1989) lo hizo explotar en aquella canción que fue y es ‘’Mixed Emotions’’.

Damas y caballeros, acá no se termina nada!, aún queda mucho por dar. Los 90’s trajeron a Mick y a la banda a tierras sudamericanas, lugares donde ellos tenían desconocimiento de la ‘’StoneMania’’ y la ebullición que había por explotar apenas vinieran, tras un largo periodo de dictaduras militares en los años más oscuros, de una época pintada de negro.

Desembarcando en la Argentina por primera vez en el 95 (gracias previamente a la actuación de su amigo Keith con The X Pensive Winos en el 1992 en estadio de Velez) tanto el como la banda lograron entender al resto de Latinoamérica, aprendiendo y abrazando desde el primer momento ese amor argentino que se cosecho y que denominaron a nivel mundial como ‘’La Patria Stone’’.

El Abrazo de él y la banda se repetiría en 3 ocasiones posteriores, siendo en el 1998, el 2006 y la ultima en 2016 con la promesa de ‘’Volveremos Muy Pronto…’’.

Una vida polifacética, desde actor, director/productor de cine y series, colaborador en producciones musicales de amigos de la talla de David Bowie, Bono y Peter Tosh, pasando por una carrera solista en paralelo con 4 discos de estudio: ‘’She's The Boss’’ (1985), ‘’Primitive Cool’’ (1987),‘’Wandering Spirit’’ (1993) y ‘’Goddess In The Doorway’’ (2001).

Con más de 50 años en carrera con su banda y más de 20 discos de estudio es un espectáculo en el escenario, mimetizándose cual chaman urbano en su danza, es en cada show del que pudo y tuvo la oportunidad de verlo en vivo, darse cuenta de la influencia eterna y un legado imborrable para toda gente admira de la buena música, el buen rock y por supuesto un buen show.

Aquel joven que una vez le preguntaron cómo se imaginaria después de los 25 o 30 años de edad y el apuntaba como ‘’Retirado de la música’’, hoy en su cumpleaños número 76, demuestra que a pesar de golpes duros de la vida, desde la pérdida de su última novia, hasta su intervención quirúrgica del corazón en el presente año, sigue girando cual piedra, esperando el próximo show con aquella maquina inoxidable de rock and roll a nivel mundial.

Desde acá siempre decimos, Larga vida Jagger, Salve Rock and roll!

Por Maximiliano Cevillan





San Juan - Argentina
prensa@rockdesanjuan.com